En la semana que hemos celebrado las jornadas de "Mujeres en Marcha. Mujeres migrantes, Mujeres con derechos", la tarde del sábado (soleada, frente a la playa de la Zurriola , en medio del bullicio...) se nos hace una tarde diferente, algo muy especial se prepara.

Mujeres en Marcha (Alboan ONG-Jesuita-Fundazioa) es una propuesta para visibilizar las realidades que viven las mujeres migrantes y migradas desde origen hasta llegar a destino y pretende denunciar las vulneraciones de derechos, discriminaciones y violencias a las que se enfrentan.

La "PALMERA de DEBORA" se ha reunido este sábado, día 23. Ha sido un encuentro especialmente emotivo para todas nosotras, porque celebramos que por fin después de dos años, podíamos estar juntas SIN MASCARILLAS, ver nuestras bonitas sonrisas, abrazarnos sin miedo, sintiendo que poco a poco volvemos a la "bendita normalidad".

Sábado, un día que abre posibilidades. Bueno, mejor dicho, un día que podemos orientar a aquello que nos parece más importante, siempre que las obligaciones nos lo permitan o siempre que podamos diferir lo urgente para atender lo importante. Hoy lo importante, para las que estábamos, éramos nosotras y nuestros sistemas.

Como cada mes, nos encontramos en el espacio de meditación, acogiendo la realidad sufriente de nuestro mundo, teniendo en cuenta a los de lejos y también a los de cerca, los que nos encontramos cada día en el camino.